Cuando la personalidad excede a una marca

Cuando la personalidad excede a una marca

OVNI Lookería contaba con un desarrollo de marca impecable, pero faltaba algo más. Conocé uno de los casos más extraños y desafiantes que hemos recibido en Polenta.

Cuando un cliente se reúne con Polenta, generalmente lo hace porque quiere potenciar su marca, sumarle atributos, otorgarle valor, afianzar la relación con sus públicos y, en definitiva, delinear una personalidad que hasta el momento está difusa y no encuentra un rumbo fijo.

Pues bien, con OVNI Lookería sucedió todo lo contrario. La extravagante peluquería de la calle Arístides (antiguamente ubicada en calle España de la Ciudad de Mendoza) ya venía con un concepto y una identidad bien definidos, incluso con una comunidad fiel al estilo retro-futurista de su creador, Marcos Torres. Se trataba de un negocio destacado y bien posicionado, pero no todo iba viento en popa: las ventas comenzaban a estancarse, los clientes eran todos “amigos” de la casa y OVNI comenzaba a encerrarse en su propio nicho. Nadie iba por un simple corte, no era esa la imagen que se tenía del lugar.

Actualmente, el local de OVNI se encuentra ubicado en calle Arístides Villanueva 185, Ciudad de Mendoza.

Esto nos planteó un desafío nunca antes experimentado: quitarle a una marca un poco de su personalidad, despojarla de sus códigos y atributos, desandar parte del camino recorrido y “estandarizarla” en cierto sentido para poder abrirla a nuevos públicos. Una especie de Benjamin Button pero del mundo publicitario, con los cuidados de no perder el estilo tan particular que caracteriza a la lookería de Marcos.

En un principio, comenzamos con una campaña clásica de venta directa, ofreciendo productos y precios atractivos, aunque manteniendo intacta la magia de OVNI. Buscábamos generar algo igualmente interesante para ambos públicos: ser divertidos y novedosos para los amantes de siempre, y ser simples y directos para atraer a aquellos que nunca se habían lookeado en la “nave espacial”. Luego vinieron otras campañas con objetivos más puntuales: branding y reposicionamiento, reserva de turnos, visitas al local, presentación de los peluqueros y peluqueras del staff, paquetes de egresados, etc.

Pieza realizada para una de las campañas digitales de OVNI que se difundió durante el 2019.

Hoy, OVNI ha incrementado significativamente sus ventas y se mantiene como una marca única en el rubro. Logramos lo que parecía imposible: acercarla a un público promedio sin dejar de mostrarla como especialista en looks arriesgados, excéntricos y originales. Aquellos que solo quieren un corte clásico o moderno, o unos simples “claritos”, saben que también encontrarán en OVNI la calidad y la confianza que están buscando.


Si bien son amplias las propuestas que como agencia podemos ofrecerles a nuestros clientes, priorizar sus necesidades por sobre el diseño y la creatividad es fundamental para alcanzar el éxito en las campañas. No existe una fórmula mágica, cada cliente es distinto. Ser estratégicos es saber escuchar a quienes solicitan nuestros servicios, es saber entender el contexto en el que se encuentra cada marca, es saber asesorar sobre lo que resulta más conveniente para cumplir determinados objetivos. Lo demás, sobra. Así como nos sucedió con OVNI, las necesidades comerciales de una marca son las que van a guiar todo el proceso creativo, y no al revés.